Aparcamiento de camiones en Alemania

Este martes 7 por la tarde sindicatos  y patronales del sector transporte de mercancías por carretera se volverán a reunir en la comisión paritaria del II Acuerdo General para intentar dar una salida a la negociación colectiva de carácter estatal.

En este nuevo encuentro, los sindicatos UGT y CCOO esperan recibir respuesta de las patronales al documento de negociación que remitieron tras el último encuentro y que busca dar una salida al «corsé» que impone la reforma laboral del Gobierno y el fin de la ultractividad de los convenios a partir del próximo 8 de julio.

Aunque José Antonio Fernández, responsable  de Acción Sindical del sector de la Carretera de CC.OO, asegura a cadenadesuministro.es que agradece las palabras del presidente de CETM, Marcos Montero, que ha calificado la propuesta sindical como «técnicamente perfecta», también cree que las patronales CETM y CEOT, agrupación patronal liderada por Uno y Astic, están «cómodamente instaladas en la situación actual y no quieren negociar».

El responsable sindical insiste en que se trata de una propuesta abierta y con «guiños» claros hacia las patronales para abordar aquellos temas «importantes» que creen necesario unificar en un ámbito estatal, «pero si la respuesta patronal es llegar a mínimos es evidente que no habrá soluciones«. Con su propuesta, UGT y CCOO intentan despejar un escenario de negociación para después del 8 de julio «sin encorsetarnos y en un panorama de tranquilidad«.

Judicializar el conflicto si no se respeta la ultractividad

Sin embargo, los sindicatos mantienen su pretensión de mantener la ultractividad de los convenios provinciales «especialmente de aquellos que tienen una cláusula que así lo especifican«. Por lo tanto, si el bando patronal no lo respeta, tendremos que «judicializar el asunto, aunque somos conscientes de que no hay jurisprudencia al respecto«.

José Antonio Fernández rechaza de plano que las posturas sindicales impidan llegar a un acuerdo, como achacan las patronales y recuerda que entre las propias patronales presentes en las mesas de negociación también existen diferencias importantes. «Al final, cada patronal pide sus demandas y pretenden que los sindicatos las aceptemos«. En su opinión, esto supone que desaparezcan de un «plumazo»  todos los derechos alcanzados durante años por los trabajadores.

Respecto a la pretensión patronal de dotar al sector de un convenio estatal fuerte en detrimento de los provinciales, el responsable de CCOO no se opone pero advierte que «si llevamos treinta años negociando convenios provinciales, porque los propios empresarios entendían que no se podía cobrar lo mismo en una provincia que en otra por diferentes motivos, ahora no pueden pretender desandar este camino y solo aspirar a un marco general. No es razonable«.