A escasos días de su la finalización de su vigencia, prevista el próximo 31 de diciembre, Comisiones Obreras y UGT han denunciado el convenio colectivo de logística, paquetería y actividades anexas al transporte de mercancías de la Comunidad de Madrid.

De este modo, ambas centrales sindicales cumplen con el mes de antelación a la fecha de vencimiento inicial o cualquiera de sus prórrogas con que deben comunicar la denuncia del acuerdo laboral, ya que, de no haber sido así, se hubiera entendido prorrogado tácitamente por otra anualidad más.

Al mismo tiempo, con esta medida también se fuerza la apertura de la negociación para un nuevo acuerdo laboral, algo que ya quedó pendiente la última vez que sindicatos y organizaciones empresariales se sentaron a la mesa del diálogo social.

El convenio, publicado oficialmente a finales del pasado mes de agosto y negociado con dureza por las diferencias existentes entre las partes, extendía su vigencia con carácter retroactivo desde el pasado 2018 y está en vigor hasta la finalización del presente 2020.

Tanto Comisiones Obreras como UGT ostentan legitimación plena para negociar en el ámbito del convenio que se denuncia y han comunicado su decisión a las organizaciones empresariales legitimadas coo agentes sociales en la discusiones sobre un nuevo acuerdo laboral.

Sin embargo, la denuncia no impide que los términos del actual convenio colectivo de logística de Madrid se sigan aplicando hasta que entre en vigor uno nuevo con carácter retroactivo o no, según se decida finalmente.