La Dirección de Unipost se ha reunido de nuevo con el comité intercentros para informar a las organizaciones sindicales con representación en el máximo órgano de representación de la compañía del inicio del nuevo período de consultas sobre las medidas que se quieren aplicar.

Según señala el sindicato CCOO, las noticias “no son buenas”. En opinión del sindicato, “la mala gestión, la falta de proyecto, el cortoplacismo de los directivos están cayendo sobre los trabajadores de Unipost”. La empresa, señala CCOO, ha vuelto a proponer nuevos y dramáticos recortes para el personal de esta empresa, que se suman a los ya «brutales» que han venido sufriendo.

En concreto, el sindicato se refiere a la rebaja salarial adicional de un 10% a partir de enero, solapándose con las medidas ya adoptadas y extendiéndolas hasta diciembre de 2014, lo que supondría una rebaja de un 20% anual. Extinciones de contratos de hasta 500 trabajadores (20-22% de la plantilla). Además de expedientes de regulación empleo temporal para toda la plantilla, como medida alternativa, si no obtienen la refinanciación.

CCOO asegura que lleva meses advirtiendo a los gestores de Unipost que la espiral de recortes sólo va a conseguir agravar más aun la situación, ya que “la empresa machaca su mejor activo, como son los trabajadores, laminando, a base de sangrar derechos, su III Convenio Colectivo, abriendo un conflicto interno que impide gestionar”. Con ello, la fuerza sindical cree que la compañía pierde su capacidad de gestión, pierde los concursos que gana (SEPE, por ejemplo) por falta de red de distribución y “vuelta a empezar otra vez”.

Unipost no tiene un problema de costes, sino de actividad e ingresos”, recuerda CCOO, que apuesta por invertir esta situación con un plan de viabilidad que consiga actividad e ingresos, con mejor gestión, incrementando tarifas para cubrir costes, “cuidando el trabajo y al trabajador y no castigándolo, y caminando hacia un convenio que, reconociendo la crisis, rescate derechos que se han recortado”.

Por ello, CCOO manifiesta que “ni aceptamos, ni aceptaremos que sigan caminando hacia el cierre de la empresa y la ley concursal”.