Coches para la distribución

El responsable del sector de la estiba de UGT, José Antonio Olaizola, considera “inaceptable” los pretensiones que el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, expuso el pasado jueves a los sindicatos del sector en relación a la manipulación de vehículos nuevos en los puertos españoles.

Según ha informado a cadenadesuministrro.es el responsable sindical, Llorca pretende una adecuación jurídica de la actual Ley de Puertos que permita que la manipulación de coches sin matricular pueda ser realizada por empresas no estibadoras, sino simplemente por compañías comerciales con autorización de las Autoridades Portuarias y sin obligación de contratar al personal de las SAGEPs.

Olaizola cree que esta pretensión “liberalizadora” de Llorca vulnera el artículo 155 de la nueva Ley de Puertos, negociado directamente por los sindicatos con los ponentes del PSOE, Rafael Simancas, y del PP, Andrés Ayala,  durante su tramitación parlamentaria, y que deja claro que aunque la manipulación de vehículos nuevos ya no es un ámbito exclusivo de la estiba “las empresas que estén autorizadas para la realización de actividades comerciales deberán atender sus  necesidades de personal para estos servicios mediante la utilización de personal de la  SAGEP siempre y cuando su oferta sea igual o más ventajosa en términos de calidad y coste en el sector de la estiba”.

Para UGT los costes de la estiba en este trabajo están ya ajustados al “máximo” por lo que planteó al presidente de Puertos del Estado negociar ajustes en otros costes, como las tasas portuarias que fijan las Autoridades Portuarias. Analicemos, indica Olaizola, “todos los costes totales y vemos dónde está el problema, pero no sé si esta opción querrán hacerla en Puertos del Estado”.  Además, Olaizola insiste en que este trabajo ha sido realizado siempre por estibadores, por lo que si la pretensión es crear en los puertos ETTs “nos van a tener en frente, porque defendemos nuestro trabajo”.

Por su parte, Ernesto Gómez, asesor de CC.OO., cree que el problema actual se deriva de la decisión de sacar la manipulación de vehículos nuevos de los ámbitos exclusivos de la estiba durante la negociación política de la nueva Ley de Puertos. «Advertimos que era un error«, asegura Gómez, que además entiende que romper la situación actual puede provocar un conflicto en los puertos «muy serio«. En cualquier caso, la postura de CCOO es la aliniarse con los otros dos sindicatos con el fin de proteger los puestos de trabajo y las condiciones laborales actuales.

Coordinadora, dispuesta a negociar

Respecto al sindicato mayoritario de la estiba, su secretario general, Antolín Goyaseñala que “apoyamos la Ley de Puertos, porque recogía que la carga y descarga de coches sin matricular era una labor de los estibadores”. Explica que “estamos dispuestos a sentarnos en cualquier mesa de negociación, a estudiar propuestas y debatir, siempre que no se cuestione el trabajo de los estibadores”, y recuerda que el acuerdo en esta cuestión fue lo que posibilitó llegar a un pacto y “es la postura que defendemos”.

Los sindicatos han acordado volverse a reunir con el presidente de Puertos en un plazo de  dos o tres semanas para plantear nuevamente las posturas. Aunque desde Coordinadora no se está inicialmente a favor de la postura de José Llorca, Goya apunta que “estamos tranquilos porque el presidente de Puertos del Estado ha insistido en que no quiere crear pasivos laborales, en que se respetarán todos los puestos de trabajo».

Por otra parte Goya apunta que «nosotros estamos dispuestos a introducir mejoras que optimicen el rendimiento, pero lo que no permitiremos es que se cuestione que la descarga de vehículos es labor de los estibadores”.