La Ley de 'transición ecológica' en Francia afecta directamente al transporte por carretera.

Para evitar kilómetros en vacío con esta propuesta, ETF aboga porque las empresas creen filiales en otros países europeos.

Para la ETF, la propuesta hecha por el Parlamento Europeo en el Paquete de Movilidad para que las empresas de transporte tengan la obligación de realizar, al menos, una carga o descarga de mercancías en su país de establecimiento en un período de cuatro semanas constituye «la única medida efectiva para luchar contras las empresas buzón en nuestro sector».

De igual modo, la federación sindical europea también cree que esta medida serviría para «poner fin a prácticas prácticas sociales sospechosas y esquemas laborales que que aparecen con este modelo de negocio insostenible».

Según la ETF, las empresas buzón contribuyen a «mantener bajos los precios de los servicios de transporte por carretera de manera artificial«, en una práctica que, además, en su opinión, «no deja que otros modos de transporte tengan su cuota modal correspondiente en el transporte europeo de mercancías», ya que, según las estimaciones de la organización, las empresas buzón consiguen ahorros de hasta un 40% mediante la utilización de esquemas laborales irregulares.

En este sentido, y ante la posibilidad de que la propuesta del Parlamento Europeo pudiera suponer un incremento en el número de kilómetros en vacío que hace el sector, la ETF aboga porque las empresas instalen filiales con todas las garantías legales en otros países europeos para poder utilizarlos como bases de retorno, de acuerdo con la norma que propugna la Eurocámara.