El sindicato europeo ETF estima que «Europa se enfrenta a una escasez sistemática de conductores de vehículos pesados, debido a que el sector se rige por los bajos salarios y las malas condiciones laborales«.

Así mismo, la organización defiende que «la única respuesta a la crisis actual es transformar el transporte por carretera a un sector en el que los conductores perciban una remuneración justa y trabajen en buenas condiciones, protegidos por normas justas».

En este mismo sentido, la central sindical afirma que «no hay escasez de conductores, hay un problema de trabajos decentes disponibles para los conductores». En este sentido, en su opinión, «el aumento de los salarios de los conductores y la mejora de las condiciones es la única respuesta a la crisis».

Según la ETF, solo un 5% de los conductores de camiones en Europa tienen menos de 25 años y la edad media de un conductor del continente es de 44 años, por lo que considera que «se necesita actuar para arreglar el sector y hacerlo atractivo y justo para atraer a los trabajadores jóvenes y retener a los conductores más experimentados».

Así mismo, el sindicato estima que el cumplimiento de la legislación europea es la única manera de atraer a nuevos profesionales al sector, de tal modo que, según arguye, «para que el transporte por carretera se convierta en un sector justo, es imperativo que el Paquete de Movilidad se aplique en toda la Unión Europea«.

En relación con la crisis de las cadenas de suministro en el Reino Unido, ETF asegura que «ofrecer a los conductores de la UE una visa de tres meses no resolverá la crisis a corto o largo plazo« y argumenta que «queda por ver si los conductores de la UE viajarán al Reino Unido con una visa que caducará en la víspera de Navidad, dada la alta demanda de conductores en toda Europa y la preocupación por si los conductores extranjeros recibirán un pago y un trato diferente al de los del país».

Finalmente, la central sindical reivindica el «avance hacia un sector del transporte por carretera saludable a través de la negociación colectiva« y llama a los empresarios a «sentarse con los sindicatos y los conductores y comprometerse a mejorar las condiciones de trabajo y ofrecer un salario y unas condiciones trabajos dignos».