El próximo sábado 23 los sindicatos más representativos de Adif, FEVE y Renfe Operadora han convocado una manifestación en Madrid en defensa del ferrocarril público. Este acto se incluye en el marco de las acciones conjuntas que están realizando en defensa del ferrocarril público.

Según señalan en un comunicado, la convocatoria del 23-J es un “día clave para los ferroviarios” y conseguir una alta participación debe “ser el principal objetivo para que el Gobierno, el ministerio de Fomento y los propios ciudadanos, que son parte afectada en los recortes a nuestro ferrocarril, escuchen nuestra voz y nuestras reivindicaciones”.

Tenemos que demostrar, insisten los sindicatos, “que por mucho que intenten recortar presupuestos, salarios, derechos… lo que nunca podrán recortar son nuestras ideas, nuestras ganas de luchar y de defender lo que pertenece a todos”.

Los convocantes entienden que con la protesta de este sábado mostrarán su rechazo abierto a cualquier medida por parte del Gobierno encaminada a la privatización de “nuestras empresas.

Según ellos, “está en juego nuestro trabajo, el de nuestros hijos, la movilidad de los ciudadanos, su seguridad, la calidad del servicio y el modelo de cohesión territorial” y, por ello, creen que no se pueden quedar quietos.

Los sindicatos reprochan al Gobierno que con el pretexto de la crisis la intención es que el ferrocarril público pase a manos privadas. “No podemos consentir que se tome un servicio público construido entre todos como un regalo para la iniciativa privada”, señalan con rotundidad.