Accidentada y sonada inauguración de la XV edición de la Feria SIL de Barcelona. Poco antes de la llegada de la comitiva con la ministra Ana Pastor al frente, para inaugurar el evento, los sindicatos CCOO y UGT del sector transporte de mercancías por carretera irrumpieron en el pabellón de la Fira de Barcelona en la Plaza de España que acogía una nueva edición del SIL, para expresar su malestar por la situación de la negociación del convenio colectivo de la provincia de Barcelona.

Con un gran estruendo generado por pitos, trompetillas y gritos variados los sindicatos han impedido que la ministra de Fomento, Ana Pastor, el consejero Santi Vila, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias y el presidente del SIL, Enrique Lacalle, pudieran iniciar los respectivos discursos para realizar la entrega de premios del certamen y dar oficialmente por inaugurado el salón.

Ha habido momentos de gran tensión cuando los sindicalistas han intentado entrar en la sala donde se iba a celebrar el acto, por lo que los Mossos d’Escuadra han tenido que emplearse a fondo para evitar sus objetivos. En cualquier caso, la organización ha decidido trasladar el acto a otro emplazamiento en una sala próxima donde, por fin, se ha podido celebrar la ceremonia.

[youtube video=»lxqxxzXTS9U» ancho=»480″ alto=»300″]

Los sindicatos se han manifestado para que se establezca un convenio de mercancías y logística. Al grito de “fuera, fuera” han recibido a la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Por un nuevo convenio colectivo en el transporte por carretera

En concreto, los sindicatos de Barcelona solicitan un convenio colectivo del sector de transporte por carretera y logística ya que el anterior expiró en 2010. Tras dos años en los que, según critican los organismos sindicales, las patronales ACT y Transcalit se han “negado a negociar porque esperan que gracias a la reforma laboral del PP, el convenio pierda vigencia el próximo día 8 de julio y el sector quede desregulado”.

Por ello, los sindicatos se manifiestan con el objetivo de no permitir la desregulación total de las relaciones laborales y para solicitar a las Administraciones y patronales que se sienten a negociar sobre las condiciones de trabajo de este sector y su futuro.

Negociar, en pro de la logística

A pesar de la tensa situación, Pastor ha reconocido que en una democracia como la española todo el mundo tiene derecho a expresar sus opiniones y a manifestarse por sus derechos y reivindicaciones.

Por ello, ha animado a sindicatos y empresarios ha intentar llegar a un acuerdo en el sector del transporte de mercancías por carretera de Barcelona porque «es fundamental para el desarrollo de la logística«.