Embocadura y muelles del puerto de Pasajes

El puerto de Pasajes quiere diversificar tráficos.

En los cuatro primeros meses de 2019, el tráfico de mercancías del puerto de Pasajes ha crecido 11%, según los registros que maneja la propia autoridad portuaria guipuzcoana.

Países de la Unión Europea como Suecia, los Países Bajos o Alemania se configuran como los principales orígenes de los puertos de origen de la mercancía que llega al enclave vasco, mientras que el Reino Unido, Bélgica o Irlanda constituyen los destinos principales de los servicios que parten de la rada cantábrica.

El 82% del tráfico del puerto de Pasajes se concentra en el producto siderúrgico terminado, mayormente importaciones de chapa en bobinas y exportaciones de perfiles de acero, los automóviles, la chatarra, la pasta de papel y la madera, pienso y forraje para la ganadería, y los materiales de construcción.

Así pues, el perfil del enclave guipuzcoano como puerto para tráficos siderúrgicos se ve corroborado por el incremento en el tráfico de chatarra, que en los cuatro primeros meses del año ha multiplicado casi por ocho su volumen.

Al mismo tiempo, la adjudicación de los almacenes de La Herrera Oeste con 7.000 m² para el almacenaje y el próximo inicio de la construcción de otros cuatro pabellones servirán para impulsar los tráficos de graneles sin las actuales limitaciones de capacidad.

La Autoridad Portuaria también espera que en unas seis semanas se conozcan los resultados del trabajo técnico que está desarrollando para analizar la puesta en marcha de una terminal de contenedores, algo que permitiría al puerto vasco diversificar e incorporar un millón de toneladas a su cartera actual.