puerto de ferrol

El tráfico del mes de junio se ha reducido un 31,4% respecto a 2018.

La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha finalizado el primer semestre cumpliendo su objetivo de mover una media de un millón de toneladas mensuales, con 6.122.978 en total que, sin embargo, suponen un descenso del 6,2% respecto a 2018.

A ello han contribuido principalmente los datos de abril y junio, con descensos del 39,3% y del 31,4% respectivamente, frente a meses con grandes incrementos, como enero, con un 47,4% o febrero, con un 16,7%.

Los graneles sólidos acumulan una caída del 4,4%, mientras que la de los líquidos asciende al 13,5% y la de la mercancía general, al 7,9%. Destaca el retroceso de la pesca, el avituallamiento, los transbordos y los movimientos interiores, aunque en lo positivo, destaca la bauxita, con 2.027.799 toneladas movidas, seguida de cerca por el carbón, con 1.991.771.

Entre los grandes tráficos, solamente presentan crecimientos los aceites, la madera, la sosa cáustica y la chatarra, con subidas del 16,4%, el 6,9%, el 6% y el 5,9% respectivamente. Además, merecen una mención especial los tráficos de magnesita y tablero, que han aumentado un 34,4% y un 61,9%.

Por su parte, los contenedores han registrado un incremento del 831,7% medido en toneladas y un 561,1% en TEUs, aunque el mercado de los cruceros se ha reducido un 19,3% por el mal tiempo y el número de grandes buques que han atracado en Ferrol ha bajado de 574 en 2018 a 534.