Tras la brusca caída de los tráficos registrada en los tres primeros meses de 2020 a causa de la crisis sanitaria, la actividad en las instalaciones de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha crecido un 8,3 % durante el segundo trimestre de 2020.

Los datos del enclave indican que sus instalaciones han movido 2.812.864 toneladas de mercancías entre abril y junio, frente a las 2.598.683 contabilizadas en iguales fechas del ejercicio anterior, pese a la pérdida del tráfico de importación de carbón.

Por contra, el avance se explica, fundamentalmente, por el buen comportamiento de los movimientos de GNL y bauxita.

En los registros acumulados de la primera mitad del ejercicio, el tráfico de la dársena gallega suma un total de 5,21 millones de toneladas, un 14,9 % menos que en el primer semestre de 2019.

La bauxita lidera el ránking de mercancías del semestre, con 2.481.567 toneladas y un ascenso con relación al mismo tramo de 2019 de un 19,6%, seguida por el GNL, con 653.269 toneladas y un incremento anual de un 127,4%.

Así mismo, en el período también se han movido 30.347 toneladas de alúmina, 213.816 de fueloil, 163.530 de sosa cáustica y 163.395 de madera.

De igual modo, por lo que respecta al movimiento de contenedores, el enclave ha movido 46.970 toneladas en los seis meses, lo que supone un ascenso de un 3,5%, así como 4.734 TEUS, un 17,6% más que en la primera mitad del pasado ejercicio.