Tráficos en el puerto de Tenerife

El puerto tinerfeño espera mover más de 13 millones de toneladas en 2018.

Un crecimiento del 4,5% y un tráfico de 12,5 millones de toneladas. Esas son las previsiones del puerto de Tenerife para el presente 2017, en el que manipulará 539.000 toneladas más que en 2016. Dicha diferencia en positivo se mantendrá para 2018, año en que la previsión de cierre alcanza los 13,1 millones de toneladas.

Estas son las previsiones recogidas en el ‘Plan de Empresa 2017’ elaborado por el puerto de Tenerife y conocido también por Puertos del Estado. La instalación portuaria espera incrementos destacados en el tráfico de graneles líquidos, con 189.000 toneladas más, y en la mercancía general, que con una diferencia en positivo de 275.000 toneladas alcanzará los 5,3 millones al cierre del año.

De dicho total, algo más de 2,9 millones de toneladas de mercancía general se moverán en contenedor, lo que impulsará también el registro de los mismos y propiciará que el puerto alcance los 382.000 TEUs, 31.600 más que en 2016.

Aunque el número de buques de mercantes que harán escala se mantiene prácticamente en el mismo número que en 2016, superando los 7.000, sus dimensiones serán mayores al pasar de 96.946 toneladas totales de registro bruto a 98.852 al final del año.

En tráfico de pasajeros, el puerto de Santa Cruz de Tenerife concluirá 2017 con un movimiento superior a los 1,9 millones, 50.000 más que el ejercicio anterior.

Vinculados en su mayoría a la modalidad de pasajeros de línea regular se encuentran los vehículos en régimen de pasaje, cuyo número se prevé alcance los 421.500, la amplia mayoría de los 491.000 vehículos con los que el puerto santacrucero finalizará el año.