En el mes de abril, el tráfico de mercancías ha aumentado un 25,7% en el puerto de La Coruña, lo que supone el mayor crecimiento del sistema portuario español, donde se ha registrado de media una reducción del 10%.

De hecho, solamente seis puertos han logrado una mejora en sus datos en el cuarto mes del año, destacando el de La Coruña, que ha pasado de las 919.081 toneladas de abril de 2019 a las 1.155.556 toneladas de abril de 2020.

Los graneles líquidos han repuntado, principalmente por el petróleo con el que se abastece a la refinería de Repsol, mientras que entre los graneles sólidos, destacan el maíz, los piensos y el clínquer.

También han mejorado las cifras de pesca fresca y marisco, con 2.696 toneladas, pero el tráfico de cruceros ha sido nulo, a consecuencia de la prohibición a nivel estatal por el Covid-19.

En el conjunto del cuatrimestre, los tráficos del puerto muestran un balance negativo, debido a la pérdida de tráficos como carbón y alúmina por los ceses de la actividad en la central térmica de Meirama y en la factoría de la antigua Alcoa.

No obstante, el movimiento de mercancías se ha ido recuperando en marzo y abril, con una destacada presencia del Puerto Exterior. En el cuarto mes del año, se han manipulado en estas instalaciones 140.000 toneladas de graneles sólidos, lo que supone un 60% del movimiento total de sólidos en el puerto.