La Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar ha elaborado, en el marco del proyecto Focomar, un estudio de tráficos import-export en el ámbito del ‘hinterland‘ extendido del puerto de Algeciras.

Este trabajo, que pretende ser un análisis de la competitividad y de oportunidades potenciales para la dársena algecireña, ha finalizado con unos resultados que permiten ser optimistas en cuanto a la actividad de la dársena, pese a la coyuntura actual.

Desde la Autoridad Portuaria de Algeciras, han destacado que estos datos les sirven para profundizar en el conocimiento sobre su ámbito de influencia y las pautas de desarrollo futuro, con el fin de mejorar su estrategia comercial y prestar el mejor servicio en lo que se refiere a los nuevos tráficos.

En este sentido, sectores como el agroalimentario o los productos energéticos y siderometalúrgicos están llamados a aumentar su actividad de importación e exportación en los próximos años. Por ello, es importante que el puerto se posicione como plataforma de transbordo y para la importación y exportación.

El estudio analiza los flujos de comercio exterior generados por todas las provincias españolas en un radio de 500 kilómetros desde el puerto, junto con otras Comunidades Autónomas que completan ese ‘hinterland‘ hacia el norte y noroeste peninsular para conformar dos corredores a lo largo de la península y sur de Portugal.

En el ámbito de España, conviene apuntar que las provincias situadas a menos de 500 km registran el 65% del tráfico total, y que el grueso del tráfico import-export se concentra en los productos energéticos, con 51,3 millones de toneladas en total.

Aunque el volumen total de importación supera en torno a un 50% el volumen de exportación, esta asimetría se modera para los flujos comerciales entre España y el resto de Europa, donde los flujos de entrada y de salida sí se reparten al 50%.

Tráficos con el continente africano

Además, por la posición de Algeciras como dársena de entrada y salida marítima, se han dedicado algunos apartados específicamente al análisis de tráficos por carretera entre los territorios señalados así como del resto de países de la Unión Europea con el continente africano.

En concreto, el tráfico import-export por carretera con el continente africano para los territorios españoles apenas superaba en 2018 las 150.000 toneladas. En este caso, cerca del 70% se corresponde con tráfico agroganadero y alimentario, y de éste, el 95% se corresponde con frutas, hortalizas y legumbres.