José Llorca en la clausura de la mesa redonda PROMart sobre logística marítimo portuaria.

José Llorca en la clausura de la mesa redonda PROMart

Puertos del Estado ya asume que los tráficos del sistema portuario español caerán un 3% este año en comparación con 2012, sobre todo por la caída de los tráficos de transito en puertos tan importante como Valencia.

Así lo ha reconocido este martes el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, durante la clausura de la jornada PROMart 2013, organizado por el Propeller Club Madrid.

Sin embargo, Llorca destacó que los puertos españoles gozan de una “salud económica envidiable” para ser más competitivos y los ingresos del sistema portuario están subiendo “gracias a que la mercancía de exportación se está incrementando en más del 100% y, por tanto, proporciona mayor valor respecto a la tasa que el tráfico de tránsito, que no aporta casi nada a los puertos”.

Así, el máximo responsable de Puertos del Estado recalcó que en octubre los puertos españoles están ganando más de un 7,7% de beneficios y “esperamos cerrar el año en torno a los 250 millones de beneficios, con una generación de recursos que pueden alcanzar más de 450 millones de euros”.

Con estos datos, Llorca considera que hay margen para hacer cosas y, por ello, “la bajada de las tasas portuarias en torno al 20% que hemos acometido es positivo para los puertos”. Además, volvió a destacar que los PGE para el próximo año han acometido una bajada de tasas concesionales que ayudará a los terminalistas a pasar los periodos de caída de tráficos en el futuro.

También el ministerio de Fomento ha conseguido introducir en la Ley de Deuda Comercial del Estado, que está en tramitación parlamentaria y entrará en vigor el 1 de enero, algunos conceptos que redundarán en la bajada de los costes portuarios.

No a la indexación del coste de los servicios portuarios

Por otro lado, José Llorca avanzó que Puertos del Estado ha dirigido a las autoridades portuarias una circular en la que se aconseja que no haya una indexación de los precios de los servicios portuarios que ofrecen en función del IPC.

En este sentido, el presidente del organismo público destacó que en los pliegos que se están aprobando en los puertos ya suprimen cualquier indexación de los precios y se regula a través de evolución de los tráficos y no del IPC. De esta forma, “en cualquier puerto cuando crezcan sus tráficos los costes de sus servicios portuarios van a bajar inmediatamente”. En su opinión, con estas medidas “estamos procurando no que haya mayor competencia en los puertos, sino que no haya ningún mecanismo que pueda restringir la competencia, que es un fundamental”.

Alianza P3, mala para la competencia

En su discurso de clausura de PROMart 2013, Llorca fue claro y reconoció que no le gusta la concentración de navieras que en el ámbito mundial se está produciendo en estos momentos, en clara alusión al anunció de la P3 que agrupa a Maersk Line, Mediterranean Shipping Company (MSC) y la francesa CMA CGM.

En su opinión, agrupaciones como esta supone una concentración de mercado que impide que éste actúe libremente, por ello “espero que las agencias Antitrust limiten su alcance porque es una mala noticia para el mercado”, espetó Llorca al auditorio, donde estaba presente como ponente Francisco Lorente, director general de MSC España.

Para Llorca, el mercado tiene que funcionar libremente con unos precios libres y “estas tres navieras llevan a concentrar más de un 40% de la capacidad instalada de buques, que es un porcentaje muy importante para incidir sobre las negociaciones en todos los ámbitos”, recalcó.

En cuanto a las terminales, el responsable de puertos del Estado cree que se percibe cada vez más que pierden capacidad y potencia las de escala local o regional porque las terminales internacionales se están posicionando en muchos puertos y trabajan en red y, por tanto, si se mezcla la capacidad de negociación de las navieras con la de los terminalistas, da como resultado una nula capacidad de negociación de los puertos”.

Con este panorama, los tráficos, especialmente los  de trasbordo que dan conectividad a los puertos, se van a concentrar en muy pocos puertosdominados por las navieras que van a trabajar en sus terminales dedicadas que van a dar poco juego a las terminales independientes”.

Por ello, la concentración actual que vive el sector marítimo es negativaporque deja un mercado donde los tráficos no se va a mover libremente, sino controlados por agentes económicos con capacidad de presión”.