La crisis sanitaria del Covid-19 ha demostrado la fortaleza de la cadena logística internacional, gracias a la comunicación fluida entre los numerosos actores implicados para poder llevar a cabo el transporte de material sanitario en el menor tiempo posible y con las máximas garantías.

Los transitarios, en concreto, se han empleado a fondo para agilizar sus operaciones y conectar los principales puntos de producción de mascarillas, soluciones hidroalcohólicas y equipos médicos con las zonas más afectadas por la pandemia.

Si bien los contagios y muertes están empezando a remitir desde hace unas semanas en Europa, aún sigue siendo muy necesaria esta tarea. Por ejemplo, Gefco Air & Sea está gestionando de manera regular el transporte de material sanitario de China y Malasia para su distribución entre la población española.

Desde el 5 de mayo, se han entregado en el país 45 toneladas de este tipo de productos para empresas del ámbito sanitario y otras que también necesitaban garantizar la protección de los trabajadores.

Para poder llevar a cabo estos envíos, se han organizado tres tipos de soluciones, según se trate de embarques pequeños, medios o grandes. En el primer caso, se utilizan soluciones ad-hoc con garantía de espacio, pudiendo mover la carga entre las provincias de China si se colapsa algún aeropuerto.

Para los medios, se utiliza la solución multimodal más conveniente en los diferentes hubs europeos, aprovechando toda la capacidad logística del grupo. Por su parte, en los embarques grandes, se opta por los vuelos chárter adaptados a las distintas necesidades de capacidad y tiempos de tránsito.

Operaciones flexibles

En lo que respecta a DHL Global Forwarding explican que están trabajando más rápido que nunca para llevar el material a los lugares en que se necesita. Así, acaban de transportar en una sola semana alrededor de 100.000 tubos de ensayo diarios desde China hasta Alemania y la República Checa para un cliente especializado en dispositivos médicos.

Asimismo, durante tres semanas se han entregado en China más de 100 palets de medicamentos transportados a temperatura controlada. El operador destaca igualmente la importancia de la flexibilidad para atender la demanda, así como el uso de vuelos chárter.

Algunos de los desafíos a los que se ha enfrentado durante la pandemia son los cuellos de botella en el suministro de equipos médicos, los estrictos controles en las fronteras internacionales y la falta de capacidad de carga aérea.

Ha habido diversas dificultades en estos meses en el transporte aéreo y marítimo por las diferentes restricciones en cada país, pero han conseguido transportarse equipos de protección, medicamentos y kits de prueba. Además, en las últimas semanas prácticamente se ha duplicado la capacidad en los trenes que utilizan la nueva Ruta de la Seda

Los dos principales centros de operaciones de DHL Global Forwarding se encuentran en Leipzig y Frankfurt. Cerca de sus aeropuertos, cuenta con centros utilizados para las importaciones y exportaciones europeas, con áreas de temperatura controlada, y almacenes de transbordo.