Plataforma iContainers

El proceso de transformación digital está siendo más lento en el transporte marítimo que en otros sectores.

El sector del transporte marítimo está siendo uno de los últimos en incorporar las nuevas tecnologías en la gestión de sus procesos, como demuestra el estudio realizado por iContainers sobre las webs de los transitarios y navieras españolas.

Los resultados evidencian la ausencia de servicios de valor añadido prestados por las empresas desde sus páginas. Apenas un 3% de los transitarios permite a los clientes solicitar cotización de servicios de transporte a través de un gestor automático y solamente un 1,4% facilita la reserva de espacios desde este tipo de plataformas.

Además, sigue siendo minoritaria, limitándose al 35,6%, la cantidad de empresas que ofrece este tipo de funcionalidades en espacios para clientes de acceso restringido, del mismo modo que sólo un 28,3% permite al usuario conocer el estado de sus envíos desde la página.

A esto se añade que aún existe un 17% de transitarios que no dispone de una web para promocionarse y en general, las que la tienen, hacen uso de ella como escaparate o tarjeta de presentación, pero no favorecen la realización de operaciones online.

El 23% de los transitarios y el 89% de las navieras no proporciona un teléfono de contacto en la web

El 53% presenta algún grado de interactividad con el usuario, siendo la prestación más común en este sentido un formulario de contacto para realizar consultas. No obstante, aún hay un 23% de los transitarios que no facilita su número de teléfono en su web y casi un 6% tampoco informa de su dirección de correo electrónico.

Por lo que se refiere a la adopción de estrategias activas para mejorar la visibilidad en Internet, el 49,5% publica contenidos en sus páginas web, pero únicamente un 6,8% utiliza técnicas de marketing digital y menos del 1% compra espacios publicitarios pagados.

Dificultades para solicitar precios o reservar espacios

Por su parte, en el ámbito de las navieras, sí suelen ofrecerse servicios de valor añadido a través de la web, ya que muchas compañías permiten la adquisición de billetes online. A pesar de ello, sólo un 14,2% permite solicitar precios a través de un gestor automático, mientras que en un 25% es posible reservar espacios y en un 21,4% realizar pagos.

En cuanto al seguimiento de las mercancías, se limita al 7% la cantidad de navieras que ofrece un seguimiento online de los envíos, aunque el 18% cuenta con una zona reservada para clientes, donde podrían facilitar este servicio.

En total, el 80% de los operadores tiene página web, pero el porcentaje desciende hasta el 39% entre las que garantizan algún tipo de interactividad. El 75% no facilita una dirección de correo electrónico y más del 89% no incluye un número de teléfono.

En relación con las técnicas de posicionamiento, el 39% publica contenidos informativos, descendiendo hasta el 18% en el caso de los que emplean técnicas de marketing digital. Ninguna utiliza técnicas de posicionamiento web mediante la contratación de servicios de pago.

El proceso de transformación digital se está llevando a cabo, por tanto, a un ritmo muy lento en el sector del transporte marítimo, lo que constituye una llamada de atención para que los negocios tomen conciencia de su estado de vulnerabilidad ante los cambios tecnológicos.