La exportación de vehículos comerciales e industriales ha crecido un 6% anual en enero.

Un 40% de las furgonetas de menos de 3,5 toneladas de MMA circularían por las carreteras españolas sin tener en vigor la inspección técnica.

La Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) insiste en pedir un aumento en las medidas de control del fraude en el segmento de transporte ligero, a la vista de que un 40% de las furgonetas de menos de 3,5 toneladas de MMA circulan sin tener en vigor la inspección técnica de vehículos, según un informe elaborado por las propias ITVs.

Este dato que demuestra, según la asociación, que «este tipo de vehículos sortean la ley para poder realizar transporte que puede ser considerado competencia desleal frente al transportista que realiza su actividad de manera totalmente legal».

En este mismo sentido, la organización empresarial se muestra preocupada «por la proliferación del transporte ilegal en la ciudad de Madrid, en especial  entre vehículos de menos de 3.500 kg, situación para la que ha reclamado la creación de una mesa de trabajo».        

ATA considera que «los ilegales campan sin la necesidad de cumplir estos requisitos, haciendo una competencia desleal y aumentando de forma significativa la siniestralidad del tráfico y la inseguridad vial, con vehículos sin ningún tipo de control y conductores poco profesionales».