En el actual escenario de escalada de los precios del gasóleo, las diferencias se hacen aún más acusadas en el archipiélago balear, según los transportistas de la zona.

En este sentido, la Federación Empresarial Balear de Transportes calcula que Baleares es la comunidad autónoma en la que más se paga por el combustible de toda España, por lo que pide un régimen fiscal que palie esta diferencia.

La organización empresarial estima que esta situación «se empieza a hacer insostenible», toda vez que llenar un depósito en archipiélago es, según sus cálculos, un 22,5% más caro que hace un año.

En consecuencia, la patronal ha solicitado  tanto a la administración central como a la autonómica que se establezca un precio medio del combustible en Baleares similar al que se da en la península, al tiempo que piden que se dejen de aplicar «las notables subidas» en los impuestos que gravan el combustible.

Con estas medidas se evitaría, según la entidad, que siga descendido la rentabilidad y competitividad de todas las empresas de Baleares y, en especial, las del sector del transporte profesional, tanto de viajeros como de mercancías.