Los transportistas de Castilla y León estiman que la propuesta hecha por Seopán esta misma semana en relación con un peaje para toda la red de autovías está «encaminada a manipular a la sociedad pensando únicamente en su beneficio«.

Para los empresarios castellanoleoneses estas iniciativas «forman parte, una vez más, de una estrategia ligada exclusivamente a los intereses particulares de sectores afines al mundo de las concesiones y de la construcción de grandes infraestructuras».

Este debate se viene produciendo cada vez con más recurrencia y tiene en su trasfondo la endémica incapacidad de las Administraciones públicas para cuadrar gastos e ingresos, lo que, a su vez, se traduce en carencias en diferentes servicios que se buscan cubrir con nuevos impuestos, algunos de los cuales cuentan con el aliento de las instituciones de la Unión Europea.

Para Fetracal, la federación regional del transporte de Castilla y León, «la implantación de nuevos peajes tendría efectos negativos inmediatos en la competitividad de toda la economía española, encareciendo el precio de los productos, dificultando su exportación como consecuencia de la situación periférica y lastrando la producción y el consumo».

Seopán, asociación de empresas constructoras y concesionarias de infraestructuras, ha propuesto el pago de 19 céntimos de euro por kilómetro recorrido por los camiones en toda la red de autovías interurbanas del Estado y de nueve céntimos de euro para los coches, cuando hace un año, como señala CETM, proponía un peaje de tres céntimos por kilómetro recorrido para los utilitarios y de 14 para los camiones.