prorrogadas las 44 toneladas en Cataluña durante un año más

Las Organizaciones empresariales de Transporte de Mercancías por Carretera de Cataluña, CETCAT y COT, han denunciado el incumplimiento  del Gobierno catalán de los acuerdos suscritos y se han opuesto a determinadas medidas y actuaciones.

En relación con el plan de actuación, firmado en 2012, han declarado que únicamente se han atendido un importe de 21 millones de eurosDe este modo, quedan pendientes y vencidos 62,25 millones, de los que se ha anunciado su imposible cumplimiento en las fechas pactadas, de igual modo que el resto de los importes por 107 millones de euros.

El total de la dotación acordada entre ambas partes, sería de 190,25 millones de euros, dentro del periodo 2012-2015.

La prórroga de las 44 toneladas y la Euroviñeta 

Por otra parte, la prorroga de la llamada «prueba de las 44 toneladas», también ha sido un punto de inflexión entre las Organizaciones y el Ejecutivo catalán. En el mes de julio, se solicitó que no se prorrogase dado que, según los transportistas, suponía un grave perjuicio al sector y no se les compensaría por la pérdida de tráficos, incremento de costes e inversión en nuevos elementos de transporte.

Por tanto, esto supone un incumplimiento del acuerdo suscrito en 2012, donde se acordaron colaboración, reuniones de seguimiento y compensación para la validación y valoración, de dicha prueba. 

En torno a la imposición de la Euroviñeta en la C-25, la CETCAT y la COT, han reafirmado su oposición, ya que, según han afirmado, esta tasa grava más la actividad y no supone ningún beneficio para el Transporte de Mercancías por Carretera, que no podrá repercutir el mismo a su cargador y difícilmente recibirá la correspondiente reversión. 

Falta de información y carencia de política

El sector del transporte catalán también ha denunciado un abandono al sector por parte de la administración, concretamente de la Consejería de Territorio y Movilidad, dado que, según afirman, se adoptan decisiones sin informar ni reunir al sector para justificarlas o presentarlas, como por ejemplo, el desvío N-II.

Por último, las organizaciones han reclamado una carencia absoluta de política de Transporte de Mercancías por Carretera en la actual consejería y gobierno catalán, puesto que les acusan de imputarles responsabilidades que no les corresponden.