Cortes de trafico en la Gran Via

El Ayuntamiento de Madrid se está reuniendo con los transportistas para consensuar la nueva Ordenanza de Movilidad.

Transportistas y Ayuntamiento de Madrid están manteniendo diversos encuentros para analizar el impacto de la Ordenanza de Movilidad de la capital sobre la distribución urbana de mercancías con el Comité Madrileño de Transporte.

Estas ocho reuniones, convocadas durante los meses de febrero y marzo, según informa la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA), servirán para ver las implicaciones que tienen diversos aspectos relacionados con la ordenanza y, además, ofrecen una oportunidad para que los afectados puedan aportar propuestas de cara a crear una regulación consensuada.

Para los transportistas madrileños, la Ordenanza tiene que contemplar una ampliación en los tiempos asignados para la carga y descarga para evitar que la concentración de vehículos perjudique al tráfico y la vida en la ciudad en momentos de gran densidad, así como la necesidad de agilizar los trámites de concesión  de permisos para acceder al área de acceso restringido.

Según los datos que maneja ATA, la tramitación de estos permisos puede superar los diez días en muchos casos, algo que, desde su punto de vista, dificulta el correcto desarrollo de la actividad de distribución y transporte en el núcleo urbano, ya que, además, algunos trámites tienen que realizarse de manera presencial. En próximas reuniones se abordarán aspectos relacionados con la regulación que hará la nueva normativa municipal de las paradas y los estacionamientos en la ciudad de Madrid.