Una de las principales reivindicaciones que plantean las asociaciones de transportistas al Gobierno de cara a la convocatoria del Paro Nacional del Transporte es la relativa a la necesidad de dignificar la actividad profesional de los conductores profesionales ante los abusos que sufren diariamente por parte de sus clientes, especialmente por parte de las grandes cadenas de alimentación.

En la mayoría de los casos, tras conducir hasta 10 horas diarias, se ven obligados a realizar las labores de carga y descarga de la mercancía en su destino, en muchos casos hasta 24.000 kilos de peso, con el consiguiente riesgo desde el punto de vista de seguridad vial y la prevención de riesgos laborales.

Al mismo tiempo, según refieren desde Fenadismer, es especialmente preocupante el incremento en los tiempos de espera cuando llegan a estas plataformas logísticas y que se ha ido agravando en los últimos años, llegando a alcanzar las cinco horas de demora.

Esto afecta muy gravemente a la organización interna de las empresas transportistas, con los consiguientes incrementos de los costes de producción y la necesidad de aumentar la flota de transporte hasta en un 20% para atender adecuadamente la demanda.

Por otro lado, dichas actuaciones por parte de los grandes grupos empresariales provocan un efecto de mimetismo en otros centros de carga y descarga de menor tamaño, que  descuidan también la atención y el trato a los transportistas.

Tiempos de espera 

Según los datos facilitados por los transportistas asociados, el tiempo medio de espera, al que habría que sumar el dedicado a la carga o descarga, se sitúa en la mayoría de plataformas en las dos a tres horas de espera.

Es el caso de las de Día en Getafe, Sabadell y Arroyomolinos, Alipensa y Cash en Málaga, Lidl en Narón, Alcalá de Henares y de Málaga, Carrefour en Armilla, Prat de Llobregat y Torrejón, Alcampo en Valdemoro, Eroski en Ciempozuelos, Supersol en Málaga, y el Corte Inglés en Valdemoro.

Con tiempos de espera inferiores, en torno a una hora, se encuentran las plataformas de Mercadona en Antequera y Abrera, Eroski en San Agustín de Guadalix, Consum en El Prat, Makro en Quer, Alcampo en Sanlúcar y Aldi en Dos Hermanas.

Por último, en el top del ranking de ineficiencia, con tiempos de unas cuatro o cinco horas de espera, se sitúan las plataformas de Carrefour en Dos Hermanas y Ribarroja, y Día en Azuqueca de Henares, entre otras.

Por contra, la Federación también destaca que hay plataformas que se caracterizan por una apreciable eficiencia en la recepción de mercancía, como las de Costco en Getafe y Las Rozas o Alcampo en Aranda de Duero, con demoras que no llegan a los 15 minutos, o Elecrerc en Miranda de Ebro, Sabeco en Alcalá de Henares o Mercadona en Sant Sadurní, con 30 minutos.

Los transportistas señalan, además, que adoptar medidas coercitivas para limitar los tiempos máximos de espera contribuiría a una mayor eficiencia y sostenibilidad tanto económica como medioambiental del transporte por carretera en España.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px