El cierre de las centrales térmicas afectará al transporte de carbón desde los puertos a estas instalaciones.

El transporte gallego de carbón no desafallece.

Pese a que la situación se va haciendo cada vez más cuesta arriba, a medida que pasan los meses y no llegan soluciones, los transportistas gallegos de carbón siguen movilizándose contra viento y marea en lo que, con el paso de los meses, se ha convertido en un ejemplo de acción colectiva.

En este sentido, este pasado fin de semana, un grupo de transportistas de este sector han realizado una etapa del Camino de Santiago, desde el municipio coruñés de Arca do Pino a Santiago de Compostela, donde les recibieron representantes de la Consejería de Industria de la Xunta de Galicia.

Durante el encuentro institucional, los empresarios del sector han reiterado su posición para que todas las administraciones públicas implicadas «dejen de darle vueltas al asunto y hagan lo que tienen que hacer, que Endesa As Pontes empiece a trabajar, mañana mejor que pasado, y a establecer planes de futuro, para cuando llegue la hora de realizar cambios por razones técnicas o medioambientales».

De igual modo, los transportistas de la región también piden a las autoridades que permitan que las empresas industriales «sigan trabajando en las mejores condiciones técnicas posibles, mientras se buscan alternativas y medios para mejorar su sistema productivo desde todos los puntos de vista en relación con un futuro de mejor convivencia entre industria y medioambiente».