La Federación Empresarial de Transportistas de Mercancías por Carretera de Galicia (Fetram), envió el pasado 30 de enero una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, para expresar su “absoluta disconformidad” con el trato recibido tanto por la Xunta de Galicia como por el propio ministerio de Fomento por la exclusión del transporte pesado de la bonificación que disfrutarán el transporte privado en los peajes de la autopista AP-9.

Según ha  confirmado a cadenadesuministro.es el presidente de Fetram, Fernando Teijeiro Bogo, «el tramo de esta vía entre Vigo y Pontevedra ha pasado a ser gratuito para los vehículos privados mientras que para los transportistas de mercancías tendremos que seguir abonándol0«.  Por ello, a través de la misiva la asociación muestra “nuestra disconformidad en el trato recibido por el sector por ambas administraciones.

Además, la federación gallega, que agrupa a autónomos y pymes del sector y que en el ámbito nacional se integra dentro de Fenadismer, también aprovecha el escrito para mostrar su rechazo al proyecto de LOTT en lo relativo a la liberalización de los precios del transporte de mercancías y exigen a Pastor un marco legislativo que “contemple la obligatoriedad de que en el contrato de transporte se cubran los costes de explotación, como son las cargas laborales y sociales, el carburante, mantenimiento, amortización de los vehículos, dietas, peajes, gastos de documentación, tasas fiscales y un beneficio empresarial equilibrado”. Y, en línea con las reclamaciones de Fenadismer, imponer una sanción normativa en caso de su incumplimiento.

Asimismo, el presidente de Fetram no olvida pedir la “acción directa” a favor del transportista en caso de impago del intermediario u operador, contra la empresa principal o destinatario de la mercancía. De forma, paralela, se reclama que el plazo del pago de transporte se realice en un máximo de 30 días desde la recepción de la mercancía y un una sanción en caso de incumplimiento.

Competencia desleal  

Otra de las preocupaciones que expresa Fernando Teijeiro a cadenadesuministro.es y que lo transmite en la carta a la ministra de Fomento es un mayor control de la normativa de cabotaje con el fin de “plantar medidas contra la competencia desleal”.

Además, Bogo destaca la situación de tensión que se está dando en el sector gallego con los transportistas portugueses que está desarrollando su actividad en la comunidad ante la falta de trabajo en el país vecino. “Es una invasión de compañeros portugueses porque tiene un parque de camiones muy superior al que necesita la economía lusa y ofrecen unos precios muy bajos”, indica el presidente de Fetram.

Para conseguir dar estos precios a los clientes, desde la federación de transportistas gallegos no pasan por alto que en muchas ocasiones los camiones portugueses llevan más carga de la legalmente permitida, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial.

Por último, Fetram alerta a la ministra Pastor de la “desregulación” del transporte ligero planteado en la LOTT. Esto preocupa mucho por la “indefensión en la que puede quedar este sector con la entrada del transporte ilegal”.  En este sentido, Fernando Teijeiro apunta que mientras el transporte de pasajeros sí se somete a una regulación estricta, “el de mercancías está sufriendo una deriva en contrario, hacia la desregularización total”.