Las tarifas de los peajes que la Diputación de Guipúzcoa pretende cobrar a los transportistas por circular en todas las carreteras de la provincia son de las más caras de Europa.  Es la denuncia que hace el sindicato vasco de autónomos Hiru, que señala que de media los transportistas en Guipúzcoa deberán abonar a partir del 1 de octubre de 2014, entre 15 y 17 céntimos de euro por kilómetro que recorran.

La organización hace referencia a la media de la euroviñeta en Francia para 2013, que es de 14,2 céntimos por kilómetro para los vehículos pesados de 4 o más ejes y “sus carreteras son excepcionalmente mejores y mucho más seguras que las de Guipúzcoa”, recalca la organización.

En Bélgica, Dinamarca, Luxemburgo, Holanda y Suecia la tarifa anual para un vehículo de 4 o más ejes es de 1.250 euros y en Bulgaria de 500 euros, muy lejos de los más de 6.000 euros que pagarán a partir del año que viene cientos de transportistas guipuzconos sin salir de Guipúzcoa.

Estos datos, insiste el sindicato, son el mejor ejemplo de que la Diputación de Guipúzcoa ha decidido solucionar el problema de la deuda de Bidegi, organismo dependiente de la Diputación de Guipúzcoa que gestiona las carreteras de la provincia vasca, a costa de los trabajadores del transporte sin importarle las consecuencias de su plan para castigar con un 20% de recargo a los vehículos de categorías Euro 0 , I y II. “Mientras el resto de Europa lo que hace es premiar y ofrecer descuentos a los vehículos menos contaminantes, Guipúzcoa hace lo contrario y decide sumar a un castigo económico otro más”, señala.

Ante este panorama, el sindicato Hiru señala que va a poner en marcha en las próximas semanas un plan de movilizaciones que tratará de consensuar con el mayor número de organizaciones posible con el objetivo de tumbar definitivamente este proyecto de euroviñeta.