En línea con otros países europeos de nuestro entorno, España también ha decidido establecer períodos de cuarentena de 14 días a los viajeros que entran es sus territorios.

Anteriormente, en el país, esta medida se ha venido aplicando a las autorizaciones excepcionales otorgadas para las repatriaciones de españoles y residentes en España procedentes de Italia.

Sin embargo, la favorable evolución de la situación epidemiológica y el inicio de la desescalada hacen preciso reforzar las medidas de control, en consonancia con las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud para contener el avance de la pandemia de coronavirus.

Así pues, desde el comienzo del próximo 15 de mayo se establece la obligación de pasar una cuarentena de 14 días de duración para todas aquellas personas que entren en territorio español y mientras se mantenga la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas, según consta en una Orden del Ministerio de Sanidad publicada oficialmente este pasado martes, 12 de mayo.

Quedan exceptuados de esta medida general los trabajadores trasfronterizos, los transportistas y las tripulaciones, así como los profesionales sanitarios que se dirijan a ejercer su actividad laboral, siempre que no hayan estado en contacto con personas que hayan sido diagnosticadas con la enfermedad.