mudanzas

ATA pide que la normativa se adapte a la situación actual, ya que cada vez son más las mudanzas que se realizan con este tipo de unidades.

Madrid Central sigue siendo un foco de tensiones para el sector del transporte y la logística, que intenta negociar unas condiciones más ventajosas para la realización de su trabajo en el centro de la capital.

El Comité Madrileño de Transporte ha pedido al Ayuntamiento que se incluya en la ordenanza municipal la autorización a vehículos de mudanzas de menos de 3,5 toneladas. Todos sus miembros están de acuerdo en que resulta fundamental que la nueva normativa «regule con conocimiento de la realidad que vive el transporte«.

Para la Asociación de Transportistas Autónomos, se trata de adaptarse a la situación actual, ya que cada vez son más las mudanzas que se realizan con este tipo de unidades. Su inclusión en la ordenanza significaría, por tanto, avanzar en la lucha contra el transporte ilegal, ya que quedaría fuera de las excepciones que regula la normativa en materia de horarios de acceso a Madrid central.

En este sentido, ha expresado su preocupación por la «falta de reacción» del consistorio madrileño frente a esta realidad, asegurando que seguirá luchando para conseguir el reconocimiento de estos vehículos para la realización de mudanzas.