restricciones circulación camiones

El sector pide el establecimiento de una red de corredores a nivel nacional y comunitario donde los vehículos de transporte de mercancías puedan circular las 24 horas los 365 días del año.

Las restricciones de circulación al transporte de mercancías por carretera siguen generando un creciente malestar en el sector. En teoría, suponen una mejora para la seguridad vial, al disminuir los problemas de congestión en ciertas vías, pero según señalan desde Wtransnet, pueden incidir en la productividad de las empresas y dificultar la mejora de sus condiciones sociales.

Los transportistas se quejan además de que esto genera a su vez una mayor congestión del tráfico, al tener que permanecer los camiones parados en ruta hasta el final de la prohibición. De este modo, pierden tiempo de conducción y gastan combustible «inútilmente», cuando no tendrían que asumir estos costes adicionales, según aseguran desde Astic.

En este sentido, reclaman que los ingresos recaudados a través del Impuesto de Hidrocarburos, que ascienden a 10.000 millones de euros anuales, se inviertan en la eliminación de cuellos de botella y puntos negros de la red viaria.

Las prohibiciones actuales generan enormes ineficiencias con altos costes económicos.

Por su parte, desde CETM recalcan que las prohibiciones actuales generan «enormes ineficiencias con altos costes económicos» para los operadores y sus clientes, así como «importantes daños de carácter personal» para los conductores, a los que se les impide lograr una conciliación familiar.

Existe un consenso generalizado en el sector sobre la necesidad de flexibilizar las restricciones de carácter genérico para no entorpecer la actividad de los transportistas, que denuncian que este tipo de medidas limitan el derecho fundamental de libre circulación de mercancías en el ámbito de la Unión Europea.

Medidas de flexibilización

Así, abogan por la puesta en marcha de una Comisión de Coordinación, que debería estar integrada por la Dirección General de Tráfico, las Comunidades Autónomas que tienen las competencias transferidas, la Dirección General de Transporte Terrestre y una representación nacional del Comité de Transportes.

También piden al Gobierno que plantee a la Comisión Europea la posibilidad de retomar la propuesta de regulación y armonización de las restricciones a la circulación de los vehículos pesados que efectúen transportes internacionales.

La Comisión Europea debería retomar la propuesta de regulación y armonización de las restricciones para los vehículos que realizan transporte internacional.

Además, desde CETM piden que se modifique el Reglamento de la CE 561/2006, que regula los tiempos de conducción y descanso de los transportistas, para que puedan realizar los descansos semanales en casa y no estar parados dos días en la frontera.

Por último, exigen el establecimiento de una red de corredores verdes de la red transeuropea de transporte para el tráfico de mercancías a nivel nacional y comunitario durante las 24 horas del día los 365 días del año, una medida que Astic no considera demasiado cuantiosa en comparación con las inversiones en ferrocarril.