La crisis sanitaria ha obligado a la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, FVET, a cancelar las celebraciones que debían tener lugar el 10 de julio con motivo de la festividad de San Cristóbal, patrón de los transportistas.

«Ahora mismo las circunstancias sociosanitarias siguen imponiendo restricciones para poder celebrar la fiesta del transporte valenciano en su totalidad«, ha dicho Carlos Prades, presidente de la Federación, que prefiere esperar hasta poder celebrar esta fecha como se merece.

Tradicionalmente, la celebración de San Cristóbal reúne a cerca de 1.000 personas, concentrando a unos 400 vehículos en la cabalgata que recorre las calles de Valencia.

Esta fecha permite cada año recordar la importante labor de los transportistas en la cadena logística, pero según FVET, siguen existiendo limitaciones importantes para el desarrollo de ciertas actividades, como la zona de exposición abierta al público, la comida de las empresas del sector, o el homenaje a personalidades vinculadas al mundo del transporte.

No obstante, se está trabajando en el desarrollo de nuevas iniciativas para visibilizar al sector, que en la Comunidad Valenciana, suma 14.800 empresas y 94.000 profesionales.

Además, FVET ha considerado mantener la aportación económica que se realiza anualmente a Casa Caridad con los donativos de los participantes y asistentes, a la que se suma la colaboración de las diversas asociaciones que integran la Federación.