El Tribunal Superior de Justicia de Madrid se ha pronunciado finalmente sobre las medidas cautelares solicitadas en el mes de octubre por la administración regional respecto al Area Central de Bajas Emisiones puesta en marcha por el Ayuntamiento.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha rechazado paralizar Madrid Central, tal y como solicitaban desde la Comunidad, alegando que no se habían presentado los informes necesarios y que la norma afectaba a materias que son competencia autonómica.

En el auto, el Tribunal indica que no concurren los supuestos legales alegados para adoptar medidas cautelares, dado que la nueva regulación no tiene efectos irreversibles ni produce perjuicios irreparables.

Mientras tanto, la tercera reunión de seguimiento sobre Madrid Central ha finalizado con el abandono de la misma por la mayoría de las asociaciones de transportistas y repartidores, después de que no se hayan atendido hasta la fecha los acuerdos adoptados en las reuniones del mes de octubre y el de diciembre.

Las peticiones estaban relacionadas principalmente con la ampliación del calendario de renovación de flotas y los horarios establecidos para los repartos.