matriculaciones vehiculos comerciales octubre 2012

El mercado de vehículos comerciales mantiene la tendencia de meses anteriores y registra una caída del 24% en octubre, comparado con las cifras del año 2011. En cambio, la caída es de 10 puntos menos que el pasado mes de septiembre. Aun así, octubre se ha saldado con una cifra de 6.262 vehículos matriculados, el peor octubre de los últimos 20 años. 

En cambio, las bajas registradas de vehículos comerciales de más de 10 años de antigüedad, que son los susceptibles de acogerse al plan PIVE, han experimentado un crecimiento del 17% sobre el mes de septiembre y, también hay que señalar que en este mes crecieron el 18% sobre el mes de agosto. Se trata de un indicador que apunta hacia el rejuvenecimiento del parque y seguramente a una mejoría del nivel de ventas. En los próximos meses se comprobará en qué medida esto es cierto y se recuperan las ventas.

El análisis de las matriculaciones distribuidas por segmentos muestra que todos descienden entre el 20% y 30% en el mes. Los comerciales ligeros han descendido un 25% con 3.845 vehículos matriculados frente a los 5.127 de octubre de 2011. Por su parte los furgones mantienen esta tendencia a la baja con una caída de 22,5%, 2.417 unidades vendidas, mientras que el año anterior fueron 3.120.

Un acumulado al límite

El mercado acumulado hasta octubre se sitúa en una caída media del 25% respecto al mismo periodo de 2011, con pérdidas muy importantes en todos los segmentos. El año móvil hasta octubre de 2012 se queda en poco menos de 82.000 vehículos, con 193.000 vehículos menos que en el año 2006 y también muy lejos del volumen de 2011.

Por segmentos, los comerciales ligeros caen en los diez primeros meses del año un 26,7%, se han registrado 39.667, un volumen muy inferior al de 2011, con 54.144 unidades. Por su parte, los furgones acumulan un decrecimiento del 23,3%, 25.375 vehículos matriculados frente a los 33.044 del mismo periodo del año anterior.

Según Aniacam, si se tiene en cuenta esta tendencia, el año 2012 se cerrará con un volumen en torno a los 80.000 vehículos, contando con los beneficios del plan PIVE.

Asimismo, la asociación señala que habrá que esperar a los resultados de los meses de noviembre y diciembre para ver si el incremento de las bajas registradas se traduce en la recuperación del volumen de  matriculaciones.

En este sentido asegura que «el plan PIVE no es el plan maestro que va a servir para recuperar la confianza del consumidor y la situación de restricción crediticia a particulares y pymes del sector financiero«. Además indica que mientras las tasas de paro sean de más del 25% o la economía continúe en recesión y sin una solución clara y sólida desde Europa, las matriculaciones no superarán los 80.000 vehículos año.