IAG Cargo ha obtenido unos ingresos el año pasado de 1.117 millones de euros en 2019, lo que representa una reducción del 7,2% con respecto a 2018.

Al mismo tiempo, la rentabilidad total para el ejercicio de la filial de carga del grupo de aerolíneas se ha reducido en 4,9%, mientras que, en idéntico sentido, las toneladas vendidas se han reducido en un 2,8 por ciento y los volúmenes de carga, medidos en toneladas por kilómetro, también se han reducido en un 2,4%, aunque la capacidad ha aumentado en un 1%.

En esta evolución de las magnitudes de IAG Cargo el año pasado ha influido decisivamente las difíciles condiciones del mercado, algo que se ha dejado sentir especialmente en el movimiento de mercancías para la industria automovilística.

Sin embargo, al tiempo, la compañía ha experimentado un crecimiento sólido de las exportaciones desde África durante el transcurso del año y, más recientemente, un aumento de los volúmenes de artículos perecederos de América Latina.

Crece la carga en Iberia

Por aerolíneas, la línea de carga de British Airways ha obtenido unos ingresos el año pasado de 711 millones de libras esterlinas, unos 833 millones de euros al cambio, con un descenso anual de un 7,6%.

La carga de Iberia, por su parte, ha obtenido unos ingresos en 2019 de 291 millones de euros, un 5,8% más que en 2018, mientras que la de Aer Lingus totaliza 54 millones de euros, un 0,6% más que en 2018.