foto-pallet-lpr-caja-eps

Euro Pool y LPR celebran su 25 aniversario.

La Palette Rouge (LPR) y Euro Pool (EPS) cumplen 25 años en un sector en el que «aún hay mucho margen de crecimiento», según señalan desde el grupo.

Las dos divisiones del Grupo Euro Pool nacieron en 1992, aunque LPR, fundada en la francesa Toulouse, pasó a formar parte del grupo en 2011, cuando Euro Pool la adquirió para ampliar la gama de productos y servicios logísticos a clientes minoristas.

Por su parte, EPS fue fundada por tres Pools de embalaje que formaban parte de casas de subasta cooperativas de los Países Bajos, Bélgica y Alemania, decidieron poner fin a la situación de estancamiento e ineficiencia logística en la que se encontraba el embalaje de productos frescos. Para llevar adelante su proyecto, iniciaron una colaboración e idearon un formato estándar de envase para frutas y verduras. 

Ahora, en el conglomerado se integran las cajas reutilizables y plegables de EPS y el sistema Pool de palets de LPR, compartiendo así sus conocimientos en el sector del embalaje y la logística.

Buenas perspectivas

Aunque ambas compañías operan como divisiones separadas dentro del grupo, la combinación de sus recursos crea una sinergia que beneficia a los clientes de más de 35 países. Millones de cajas y pallets circulan por toda la cadena garantizando que los productos alimenticios frescos se entreguen a las puntos de venta con los daños mínimos.

Esto se tradujo en 2016 en una cifra de negocio de más de 500 millones de euros, fruto del trabajo de una plantilla de aproximadamente 1.000 personas.

Por todo ello, en el grupo son optimistas de cara al futuro, al haber adoptado un planteamiento de «economía circular» y sostenible que atraerá a cada vez más actores del sector para reducir sus emisiones de CO2, reducir el desperdicio de alimentos y crear un mundo mejor para la próxima generación.