Pedro Puig, director general de LTR Leuter

Pedro Puig, director general de LTR

«Leuter no ha desaparecido, sino que sigue estando aquí». Así lo ha afirmado el director general de la ahora LTR, Pedro Puig. Con una recién estrenada imagen corporativa y después de que un inversor mexicano comprase el 100% de las acciones de la empresa en España, la empresa creadora del sistema de gestión de almacén Adaia, ha anunciado que «ha sobrevivido a la crisis» al tiempo que ha admitido que «LTR no se entiende desde 2012 sin el Latinoamérica».

A pesar de que la empresa ha estado «poco activa» durante los últimos cinco años en España, la actividad no ha cesado ni en su país de origen, en donde «no ha habido nuevos clientes, aunque sí se han hecho mejoras en clientes ya de base instalada» ni en Latinoamérica, donde en 2014 LTR prevé cerrar 10 proyectos, según ha afirmado Puig.

Actualmente la empresa ha instalado su sistema en todos los países de Latinoamérica, salvo Bolivia, Perú y Venezuela, y cuenta con cuatro centros en México, Panamá, Costa Rica y República Dominicana. Además, ha comercializado su software en Estados Unidos, Rusia, Holanda, Portugal e Indonesia, para lo que ha tenido que realizar labores de traducción al idioma y de adaptación.

Entre sus planes para el 2015, destaca el lanzamiento de ‘adaia v4 Compass’ con compatibilidad con las ‘Googleglass’ para realizar ‘glass picking’. En este sentido, en 2003 ya Leuter llevó a cabo un proyecto de ‘visual picking’ para incorporar una tecnología similar a la cadena de suministro, pero que «que no tenía voz» y utilizaba bluetooth. Además, esta nueva versión del software «será mucho más simple que la v3» y se usarán las nuevas tecnologías de programación para su desarrollo.

A través de una estrategia de expansión y de crecimiento, LTR espera seguir manteniendo durante estos años su facturación de alrededor de 2.000 millones de dólares (1.555 millones de euros) y aumentar su número de proyectos; en concreto, durante 2015, se prevé obtener entre 20 y 40 proyectos en Latinoamérica y en España «sin aumentar demasiado nuestros recursos», ha afirmado Puig.