La fulgurante propagación de la última variante Omicron del coronavirus ha impactado con fuerza en el tráfico aéreo, con cambios en las restricciones, afectando no sólo al tráfico de viajeros si no también al de la carga.

En este contexto, las operaciones de Lufthansa Cargo se han visto muy afectadas en Frankfurt, el principal hub para la carga de la aerolínea alemana, llegando al punto de tener que suspender las operaciones en tránsito.

Desde Lufthansa se ha informado que los clientes deben cancelar los envíos que no hayan sido entregados, mientras que el flete que ya ha sido aceptado será despachado “lo antes posible”.

Aunque no se sabe durante cuánto tiempo durará este embargo, se mantiene la confianza en que estas medidas contribuirán a la estabilización y que se podrá volver gradualmente a las operaciones normales.

Debido a su alto contagio, prosigue el comunicado de la aerolínea, la variante Omicron del coronavirus continúa con altas cifras de contagios, habiendo alcanzado nuevos niveles récord. Nos enfrentamos a un número cada vez mayor de casos de coronavirus dentro de nuestra organización, especialmente en el centro de Frankfurt. Esto se ha traducido en una reducción en los niveles de personal, lo que ha dificultado nuestras operaciones en esta etapa”.

«Creemos firmemente que estas medidas contribuirán a la estabilización y que podamos volver gradualmente a las operaciones normales. Esperamos que las medidas muestren un efecto positivo en unos días, para que podamos volver a la normalidad”.

Cabe señalar que hay tres destinos que han quedado exentos de este embargo. Son Bathinda (India), Buochs ​​(Suiza) y Valencia (España).

A pesar de esta circunstancia, la evolución de la carga en el aeropuerto de Frankfurt durante la actual pandemia de coronavirus ha sido positiva, con un récord de carga manipulada en 2021 de 2,32 millones de toneladas, que representan un aumento del 18,7% en comparación con 2020, y también un 8,9% más que en 2019.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px