tecnología RFID de Tyco

La tecnología RFID emerge como solución clave para el sector minorista.

La compañía norteamericana Macy’s ha implantado la aplicación TrueVUE Inventory Display Execution de Tyco, basada en la tecnología RFID, en su cadena de 850 tiendas, con la que la empresa logra aumentar la precisión de inventario, mejora la satisfacción del cliente y aumenta la eficiencia además de impulsar las ventas.

Conseguir una precisión de inventario se convierte en un desafío en un almacén de 5.800 m², en el que hay 300.000 pares de zapatos y 400 empleados contratados. Con la nueva aplicación instalada, la compañía ha clasificado todos los zapatos en exposición mediante etiquetas RFID y hace inventario cada día de una forma sencilla y precisa, consiguiendo aumentar el cumplimiento de sus objetivos de exposición de zapatos desde un 65-70% hasta casi el 100%.

Dado el buen resultado obtenido con Display Execution en la tienda de la compañía en Herald Square, esta decidió implementar la misma en todas sus tiendas de Estados Unidos.

Desde Macy’s han afirmado que “todo el mundo, desde los vendedores hasta los principales interesados, están impresionados por la facilidad de uso, la eficacia y el rápido retorno de inversión de la aplicación«, destacando, del mismo modo, «los indudables beneficios de la RFID a la hora de alcanzar la excelencia en las tiendas».

Beneficios de la aplicación

La tecnología RFID que Tyco ofrece a sus clientes ha supuesto para ellos el cumplimiento de los objetivos de exposición en más de un 30%, en la mayoría de los casos según estadísticas del fabricante. El sistema permite aumentar las ventas al haber más stock y reducir el tiempo requerido para los reabastecimientos y los recuentos de los artículos en exposición.

Además, al simplificar la realización del inventario se disminuyen los costes laborales y se reducen los descuentos y las condiciones de exceso de existencias.

La premisa de la que parten en Tyco es que «la RFID emerge como factor fundamental en el sector minorista», ya que «el panorama del sector minorista está evolucionando, al igual que las tecnologías necesarias para garantizar el éxito»