La Comunidad de Madrid ha actualizado las guías con recomendaciones tanto para los profesionales del transporte de cara a la entrada en vigor de la fase 1 del plan de desescalada con el objetivo de minimizar los riesgos de sanidad en el movimiento de viajeros y mercancías.

De esta manera, la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras ha incluido nuevas medidas de prevención para garantizar que la prestación de los servicios se realiza en condiciones que preserven la seguridad de los usuarios y los profesionales, así como las exigencias del Ministerio de Transportes en este periodo de transición.

Las guías mantienen las recomendaciones de limpieza de los vehículos, al menos una vez al día y prestando especial atención a las zonas y elementos donde es más posible el contacto, como las manijas de las puertas, los cinturones de seguridad y sus elementos de apertura y cierre, así como asideros o superficies y puntos comunes al tacto.

En cuanto a la protección personal de los profesionales, la Comunidad recuerda que se deben seguir los protocolos de las autoridades sanitarias y, en general, cumplir con el lavado regular de manos, el uso de geles hidroalcohólicos y toallas de papel desechables, estornudar y toser en pañuelos desechables y evitar tocarse nariz, ojos y boca.

En el caso de los profesionales del transporte y reparto de mercancías, las nuevas instrucciones recomiendan el uso de mascarillas durante la prestación del servicio, especialmente durante los procesos de carga y descarga y el intercambio de documentación.

Además, el uso de mascarillas será obligatorio si va a viajar más de una persona en cabina, en cuyo caso habrá que mantener la máxima distancia posible.

Para todos los profesionales del transporte se aconseja que, en el interior de los vehículos, se renueve el aire abriendo las ventanillas de forma periódica y evitando emplear sus medios de climatización, en la medida de lo posible.