La Comunidad de Madrid ha «aparcado» su intención de poner peaje de manera genérica en las autovías madrileñas por su «difícil aplicación técnica», han asegurado desde el gobierno autonómico. Con esta actuación, se pretendía recaudar 167 millones de euros anuales para costear el mantenimiento de la red viaria regional. El Ejecutivo español ha decidido no establecer peajes sobre las actuales carreteras libres de pago a fin de no agravar la actual situación económica que atraviesa nuestro país.

Tanto desde CETM como desde Fenadismer, hanvalorado positivamente el anuncio realizado desde el ejecutivo regional, ya que había mostrado su rechazo desde que se decidió implantar el sistema de peaje en el pasado mes de mayo.

Par CETM el sector del transporte por carretera se trata de uno de los sectores que mayor carga fiscal soporta, por lo que la aplicación de nuevos impuestos hubiera supuesto una grave injusticia y la puntilla definitiva para numerosas empresas de transporte.

Por su parte Fenadismer considera que dicha medida hubiera “perjudicado gravemente” al tejido empresarial madrileño, que en la actualidad está configurado por mas de 30.000 empresas transportistas, más del 85% son autónomos y pymes.

En este sentido, se ha recordado que los transportistas madrileños ya contribuyen en la actualidad de “forma importante a las arcas públicas”, con más de 1.100 millones de euros en concepto de impuesto de hidrocarburos, impuesto sobre ventas minoristas, el ya conocido céntimo sanitario, y otros impuesto directos e indirectos, los cuales revierten en más de un 50% a la hacienda autonómica, conforme a lo establecido en la vigente Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas.