La Junta de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado recientemente el ‘nuevo protocolo de actuación ante episodios de alta contaminación’, que incluye tres tipos de medidas en las que, además de la información a los ciudadanos y el fomento del transporte público, se recogen mayores limitaciones de velocidad en la M-40, así como restricciones al tráfico en la M-30, que entrarán en vigor a partir del 1 de marzo.

A efectos de este protocolo, la ciudad se ha dividido en cinco zonas, siendo la almendra central de la M-30 en la que se registran los mayores niveles de concentración de óxidos de nitrógeno generados por el tráfico, por lo que será en esta zona donde se concentren las principales actuaciones ante episodios de estabilidad atmosférica persistentes.

Así, el protocolo incluye tres niveles de actuación, preaviso, aviso y alerta, siendo esta última dictada por la Unión Europea, mientras que las dos primeras son dos actuaciones que establece el Ayuntamiento para anticipar las acciones y reforzar la protección de los ciudadanos.

En la misma línea, se establecen tres tipos de medidas, estas son informativas, de restricción de tráfico y de promoción del transporte público, que se aplicarán en función de los niveles de concentración y la previsión de la duración del episodio.

Restricciones al tráfico

En cuanto a las restricciones al tráfico, en una primera fase del protocolo, se limitará la velocidad en la M-30 y en las carreteras de acceso a Madrid, a partir de la M-40, hasta los 70 km/h o hasta el límite señalizado si este es inferior, afectando esta primera fase a todos los vehículos que transiten.

No obstante, las posteriores fases, que incluyen las restricciones al tráfico, no afectarán a los vehículos comerciales. Estas prohibiciones son, en la fase 2 del protocolo, el estacionamiento de vehículos de no residentes en la zona SER, mientras que en la fase 3 se mantendrán las prohibiciones y se restringirá la circulación en el interior de la almendra central de la M-30 al 50% de todos los vehículos, prohibición que se ampliará al resto de la M-30 en la fase 4.

La distinción de los vehículos que podrán o no circular se realizará por matrícula, conforme al último dígito par o impar coincidiendo con el día del mes.