Repostaje de gas natural licuado GNL

El suministro de gas natural comprimido para vehículos supone un ahorro aproximado del 25%.

El Plan Energético de la Comunidad de Madrid 2015-2020 contempla un «plan renove» de vehículos impulsados por gas natural vehicular. Este proyecto establece los incentivos para la adaptación de vehículos de gasolina a gas natural comprimido y cuenta con una dotación presupuestaria de 170.000 euros para 2016, subvencionando con 200 euros la transformación de vehículos de gasolina a gas natural comprimido.

El objetivo de este plan es «mejorar la calidad del aire», al tiempo que se ahorra tanto por el menor coste como por la mayor eficiencia de los equipos que consumen gas mediante la tecnología de la condensación. En concreto, el suministro de gas natural comprimido para vehículos supone un ahorro aproximado del 25%.

Así lo han señalado desde la Comunidad de Madrid durante el I Encuentro Hispano-Luso del Gas Natural en el Transporte Terrestre, donde también se ha indicado que los talleres adheridos al plan realizarán un descuento en factura de 200 euros.

En los últimos años, los gases combustibles han ganado relevancia en el abastecimiento energético de la comunidad madrileña de forma constante, hasta alcanzar cerca del 20% del total de energía consumida.