El Ayuntamiento de Madrid pone en marcha la zona de bajas emisiones de Plaza Elíptica este miércoles, 22 de diciembre.

El sistema de control de acceso por cámaras funcionará en los barrios de Carabanchel y Usera durante dos meses en fase de aviso, hasta el 22 de febrero, aunque se establecerán controles aleatorios de agentes de movilidad que podrán denunciar a los vehículos con paso y circulación limitados.

De igual modo, por otra parte, este mismo 22 de diciembre también se equiparan los criterios de acceso y circulación para comerciantes y residentes en la zona de bajas emisiones del distrito Centro de la capital.

Según el consistorio madrileño, esta medida, exigida por el sector empresarial, afectará a los turismos cuya actividad empresarial, profesional o comercial se ejerza en un local u oficina ubicada en el interior del distrito de Centro o se desarrollen en los mercadillos municipales situados en la zona protegida y los de los invitados.

Por lo que respecta al reparto urbano en el área de Plaza Elíptica, una de las zonas con mayores índices de contaminación de Madrid, los vehículos con clasificación ambiental A y más de 3,5 toneladas de MMA, cuyo destino de viaje sea el interior del ámbito geográfico de la zona de bajas emisiones de Plaza Elíptica pueden entrar en el área restringida.

Además, la Administración municipal gestionará de oficio los permisos de acceso de estos vehículos a la zona de bajas emisiones de Plaza Elíptica.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px