La Comunidad de Madrid sigue apostando por un nuevo modelo energético, que  según el gobierno autonómico madrileño debe ir de mano del uso del hidrógeno verde como fuente de energía renovable.

Así lo ha afirmado la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, durante una jornada sobre este combustible como vector energético del cambio en la movilidad. El objetivo, ha dicho Martín, es desarrollar lo suficiente el hidrógeno verde como para reducir considerablemente las emisiones a nivel global y favorecer su competitividad en relación con las energías fósiles.

Para ello, la administración autonómica impulsará proyectos relacionados con esta energía, dentro de la estrategia regional para impulsar una economía verde. Actualmente, promueve la puesta en marcha de una planta de generación de hidrógeno verde con agua regenerada, con una potencia de 5 Mw. Estará situada en la Estación Depuradora de Aguas Residuales Arroyo Culebro Cuenca Media Alta, en el municipio de Pinto, cuyas instalaciones son capaces de producir 12.400 m³ de agua diaria.

La Comunidad promueve la puesta en marcha de una planta de generación de hidrógeno verde con una potencia de 5 Mw, a partir de agua regenerada.

Esta iniciativa, que requerirá una inversión de 24 millones, ha sido incluida en los proyectos que la región va a presentar para su financiación a través de fondos europeos de recuperación. La instalación obtendrá toda la energía necesaria para su funcionamiento de fuentes renovables, producidas en ese mismo emplazamiento mediante energía eléctrica fotovoltaica y biogás.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid seguirá promoviendo el autoconsumo de energías limpias como la fotovoltaica, térmica o geotérmica, entre otras, así como el uso de vehículos de cero emisiones y la instalación de puntos de recarga.