El Ayuntamiento de Madrid tiene previsto crear el espacio de ensayo para nuevas tecnologías más grande de Europa en el barrio de Villaverde, al sur de la capital, destinado a probar innovaciones tecnológicas en entornos controlados y con población real antes de su implantación a gran escala.

Los responsables municipales estiman que creará entre 3.000 y 5.000 puestos de trabajo, y que generará una inversión de más de 300 millones de euros de grandes empresas y ‘start-ups’.

Entre las tecnologías que se probarán en este ‘sandbox’ se encuentran iniciativas como un vehículo autónomo desarrollado por la Universidad de Nebrija y FEM Expert, un dron de reparto de mercancías de Globalvia y eHang, un robot autónomo de última milla para reparto de productos de supermercado a domicilios de las empresas Goggo Network, Glovo y delibera.AI, así como un ‘foodtruck’ autónomo de Goggo Network que recoge comida de restaurantes para su venta posterior en la vía pública.

El proyecto es fruto de la colaboración público-privada entre el Ayuntamiento de Madrid y la asociación sin ánimo de lucro Madrid Futuro, contará con una superficie de 20 km² y será el espacio de pruebas más grande de Europa, solo comparable a otras dos áreas de referencia con estas características en todo el planeta, como son las de Singapur y California, donde se prueban exclusivamente coches autónomos.

De este modo, se inicia una primera fase previa a su apertura oficial que será a partir de enero de 2022, y en la que el Ayuntamiento otorgará licencias específicas para probar cada uno de los productos en un entorno seguro y durante un tiempo limitado.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px