Maersk Line

Maersk Line ha suspendido sus reservas en los servicios entre el norte de Europa y Asia para eliminar la acumulación de contenedores atascados en las terminales de contenedores europeas.

La compañía espera poder aceptar de nuevo reservas a principios de mayo, una vez que haya podido solucionar la acumulación sin precedentes causada por las cancelaciones consecutivas de buques después del Año Nuevo Chino.

En una nota distribuida a sus clientes, la compañía explica que se niega a aceptar más contenedores debido a lo que llama «densidad de la terminal«. Los puertos del norte de Europa están luchando para hacer frente a una acumulación de tráfico y, por ello la empresa se ha visto forzada a suspender las reservas para estar seguros de que se da prioridad y envían las reservas que ya han aceptado.

Maersk cree que la razón de este desequilibrio es el efecto de las reducciones en la capacidad de transporte de contenedores en las rutas de China y el oeste de Europa, que redujo también la capacidad disponible para los envíos desde el este de Europa a China, en un momento en que las exportaciones fuera de Europa aumentaron rápidamente.

La naviera está «trabajando en todas las opciones«, como incluir la puertos adicionales, la revisión de las posibles oportunidades de carga fuera del norte de Europa y otras medidas para reducir el impacto y la duración de la suspensión de las reservas.

La suspensión no ha afectado a las reservas del Daily Maersk.