Contenedores reefer de Maersk se acgtualizan con nuevos equipos de Carrier Transicold

Está previsto que esta solución beneficie principalmente a los consumidores del Pacífico.

El operador de contenedores Maersk Line lanzará un nuevo sistema de seguimiento para dar una mejor respuesta a las necesidades existentes en el sector farmacéutico y en el ámbito de los productos perecederos.

Esta nueva solución se empezará a utilizar en el tercer trimestre de 2017, con el objetivo de aumentar la cuota de mercado del grupo danés en el sector de la temperatura controlada. Con ella, los usuarios podrán conoce qué ocurre en el interior de los contenedores durante los envíos, lo que aumentará la transparencia de sus operaciones.

En este contexto, cabe destacar que en 2016 la naviera ya lanzó un ‘Sistema de control de contenedores’, RCM en sus siglas en inglés, para monitorizar la mercancía y realizar los cambios necesarios que asegurasen su correcto envío.

Esta solución se ha instalado en los últimos meses en la flota de 350.000 contenedores frigoríficos de Maersk, pero hasta ahora los datos solamente estaban a disposición del operador. 

Con su nuevo servicio, sin embargo, los usuarios del sector de productos perecederos y del ámbito farmacéutico obtendrán una mayor transparencia en sus envíos, lo que mejorará las operaciones y reforzará la posición de la naviera danesa en estas dos áreas.

Está previsto que el sistema beneficie principalmente a los consumidores del Pacífico, especialmente a los exportadores de productos perecederos y alimentos de Australia y Nueva Zelanda.