mette-maersk-contenedores-cubierta

El Mette Maersk será el barco utilizado en este ensayo.

Maersk ha iniciado un proyecto piloto para la gestión de servicios logísticos y de transporte marítimo que utiliza biocombustible para ofrecer una gestión logística neutra en emisiones de carbono.

Para esta prueba, el grupo naviero danés, en colaboración con la multinacional H&M, utilizará biocombustible para alimentar su barco Mette Maersk, con el fin de ayudar a cumplir los objetivos de reducción de emisiones contaminantes que tiene la cadena textil a lo largo de su cadena de suministro, con un procedimiento que será auditado técnicamente y que, según los datos que maneja la naviera puede aportar un recorte de emisiones de un 85% frente al combustible marino tradicional.

Con este piloto, Maersk busca demostrar que el uso del biocombustible es una realidad factible en el ámbito del transporte marítimo, así como probar sus potencialidades, aunque para ello se necesitará que su uso se generalice, con el fin de que sus beneficios puedan observarse a gran escala, al tiempo que, de este modo, también se abarataría su abastecimiento.

La iniciativa se enmarca dentro de la estrategia de la naviera danesa para seguir ofreciendo servicios de transporte con bajas emisiones de carbono, de camino hacia 2050.