Zona de Control de Emisiones (ECA)

Zona de Control de Emisiones (ECA).

La nueva normativa por la cual se reduce el contenido máximo de azufre en el combustible quemado en el transporte marítimo, del 1,0% actual al 01%, entrará en vigor a partir de enero de 2015 en las zonas de control de emisiones (ECA).

Esta zona engloba el norte de Europa, incluido el Mar Báltico, Mar del Norte y el Canal Inglés, y 200 millas náuticas de las costas estadounidense y canadiense en América del Norte.

Desde Maersk se han mostrado a favor de los efectos positivos sobre el medio ambiente y la salud en las regiones de la nueva normativa, que reducirá las emisiones de azufre (SOx) un 90%, causando estas la lluvia ácida y de problemas respiratorios de las personas.

A pesar de aceptar la nueva normativa, desde la naviera han informado que el combustible con un contenido de azufre de 0,1% es significativamente más caro que el combustible con el 1,0% requerido actualmente, un 50% superior a los 300 dólares (224 euros) por tonelada actuales, por lo que han calculado que el coste adicional para adquirir el nuevo carburante será de unos 250 millones de dólares, es decir, 186 millones de euros, anuales.

Durante el próximo año, la naviera adquirirá 650.000 tn de este nuevo combustible para su flota en la zona ECA, que representa un 7% de todo el combustible adquirido. Además, Maersk se enfrentará a mayores costes para la compra de los servicios de operadores de alimentadores de terceros, ya que también estos experimentarán el incremento del coste de los combustibles.

Incremento del precio en el transporte

Por estos motivos, para compensar el coste adicional incurrido, Maersk Line incorporará el mismo en el recargo bunker estándar existente (SBF), con lo que el coste para los clientes en las operaciones afectadas será de entre 50 dólares (37 euros) y 150 (112 euros) por contenedor de 40′, desde y hacia los principales puertos, según el tiempo de tránsito dentro de las áreas de la ECA.

Además, los contenedores Reefer incurrirán mayor coste debido al combustible utilizado para generar energía a bordo de buques. Del mismo modo, el coste fluctuará en torno a la volatilidad de los precios de combustible bajos en azufre.

La naviera comunicará estos aumentos en los precios cuando se acerque la fecha de implementación de la normativa.

Regímenes de aplicación

Desde Maersk han solicitado a las autoridades nacionales competentes que pongan en marcha estrictos regímenes de aplicación, para crear una igualdad de condiciones en la industria, debido a que el incumplimiento de la norma por parte de alguna navieras supondría una ventaja competitiva sobre aquellos que si la cumplen.