Los clientes de Maersk podrán completar sus reservas en apenas unos segundos con su nuevo sistema de reservas instantáneo, mucho más rápido que el anterior, en el que las esperas podían llegar hasta las dos horas.

Estos retrasos generaban una gran incertidumbre en el cliente y mayor trabajo para la gestión de la cadena de suministro, por lo que la naviera ha tratado de facilitar al máximo el proceso, que ahora se asemeja al de la compra de un billete de avión.

La confirmación instantánea agiliza y simplifica todo el proceso y supone un gran paso para la industria del transporte marítimo, que permitirá mejorar la experiencia del cliente.

Con la nueva solución, los clientes podrán tener una mayor visibilidad de sus opciones de transporte y del espacio disponible en el buque, una lista de depósitos de contenedores vacíos para elegir, diversos servicios de valor añadido y la certeza de que su reserva no podrá ser posteriormente cancelada.

Debido a la falta de espacio o de equipamiento, alrededor de un 10% de las reservas realizadas en los sistemas electrónicos de la naviera son más tarde rechazadas o confirmadas con un trayecto alternativo, lo que a menudo genera malestar entre los clientes y reclamaciones por los cambios, que suponen el 15% de las consultas recibidas.

Con el lanzamiento del nuevo sistema, Maersk también pondrá en marcha las reservas on-line a través de su ‘app’ oficial, que permite realizarlas directamente desde el teléfono móvil, tal y como habían solicitado en numerosas ocasiones sus clientes, especialmente en los mercados emergentes.

De momento, este sistema de reservas está disponible en versión beta para Maersk Line, SeaLand y Safmarine, pudiendo utilizarse para envíos de carga seca. Los servicios de carga refrigerada o peligrosa, o los de transporte interno de contenedores se añadirán a lo largo de 2019.