Maersk ha anunciado este viernes que va a reducir más la capacidad de transporte de contenedores en el corredor de Asia a Europa, debido a una baja demanda que no muestra señales de mejora.

La naviera Maersk Line que esta semana adelantó sus planes para reducir sus inversiones en el negocio de transporte de contenedores, ha apuntado que debido a la caída en el volumen de operaciones, ha considerado recortar más su capacidad debido a que el panorama de mejora de las economías de Europa y Asia sigue siendo débil.

El presidente de comercio y márketing de Maersk Line, Vincent Clerc, ha afirmado que «esperamos una caída del 3% en la demanda de transporte de contenedores en el corredor Asia-Europa en el 2012 y consecuentemente estamos dando los pasos para ajustarnos a esta circunstancia”. “No esperamos un crecimiento del volumen del comercio Asia-Europa este año, así que actualmente no hay necesidad de un mayor número de embarcaciones«, sostuvo Clerc.

Maersk informó este jueves que reforzaría su inversión en sus negocios de petróleo, puertos y perforación para disminuir la exposición de su unidad de transporte de contenedores, tras abrir sus puertas por primera vez en sus 108 años de historia a analistas, inversionistas y medios.

Tal y como informaba la compañía en un comunicado este pasado viernes, se va a suspender permanentemente el servicio AE5 de Asia a Europa, operado con ocho barcos. Igualmente se suspenderá temporalmente el servicio AE9 de Asia Europa, operado con 11 buques, hasta inicios de diciembre.

Esta medida que se produce después de haber realizado un recorte previo de 9% este mismo año, llevará a una reducción total del 21% en la oferta de transporte de contenedores de Maersk Line en la ruta de Asia a Europa.